Alerta Salud uso de ollas con plomo

Por Salvador Valadez C. 04/06/2018 07:06:25.
image


*El plomo es un elemento tóxico que no debería estar en nuestro cuerpo.

México.- Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el plomo es considerado como uno de los 10 elementos químicos de mayor importancia para la salud pública, debido al impacto que produce sobre la salud.

Sin embargo, este metal se ha utilizado desde hace mucho tiempo con diversos fines. Hasta hace algunas décadas, el plomo se encontraba presente en las gasolinas, en pinturas y tuberías e incluso en juguetes (como soldaditos de plomo). Actualmente, una de las principales vías de exposición al plomo es la alfarería de barro vidriada, como los platos, comales y los característicos jarritos para el café y las ollas para frijoles.

Esto ocurre porque para elaborar el esmalte de las piezas, se usa una mezcla de sílice y óxido de plomo que se funde y se aplica de forma líquida, para luego hornearlo. Como las temperaturas usadas para cocer los utensilios no son muy altas, las partículas de plomo no se eliminan ni quedan fijas al esmalte. De modo que cuando el esmalte entra en contacto con agua o alimentos (sobre todo ácidos) el plomo se libera del esmalte y se deposita en ellos, contaminándolos.

Para disminuir las fuentes de exposición a plomo, la Secretaría de Salud, a través de Cofepris, firmó un convenio con FONART y con la Comisión Ejecutiva de las Industria Restaurantera para poner en marcha la Estrategia para el Manejo Integral del Plomo en las Regiones Alfareras de la República Mexicana.

La Estrategia permitirá erradicar el uso de plomo en el esmaltado de la loza vidriada destinada a preparar, servir y almacenar alimentos, lo cual tendrá un impacto positivo en la mejora de la calidad de vida de los productores y en los usuarios de estos productos.

Niños y adultos son afectados por la exposición al plomo. En los niños afecta el desarrollo del cerebro, disminuye el coeficiente intelectual, el desarrollo cognitivo, aumenta los trastornos relacionados con la atención y problemas de comportamiento, además puede perjudicar la audición y la función de los riñones. En las madres, la concentración de plomo se asocia con un menor desarrollo del feto y mayor riesgo de aborto y parto prematuro.